Su adolescencia, la ciencia ficción, el Punk y los 90″ han sido la fuente de inspiración de Jeremy Scott para su nueva colección vista en el desfile de NYFW. Además una manera de expresar su descontento con la política de Estados Unidos actual, con palabras antisistema impresas sobre colores primarios, en unas prendas creadas con sobras de telas de colecciones pasadas. Una vez más vuelve a conquistar a sus seguidores.